martes, 20 de enero de 2009

OBI

Obi


Olófin, " El Señor de las leyes", uno de los títulos de Olódùmarè, decidió un día visitar la Tierra y ver de cerca como andaban las cosas. En su caminata conoció a un hombre que se llamaba Obì, y que le impresiono mucho por ser el una persona muy justa, sin orgullo y pretensiones, y sin ninguna vanidad.

Entonces Olófin decidió que Obì debería vivir muy alto, vestido de blanco por fuera y por dentro, que su alma seria inmortal y que trabajaria para el. En seguida, Olófin le presento a Èsù, y entre ambos surgio una gran amistad, sucediendo que los amigos de uno pasaron a ser los amigos del otro. Los pobres, los ricos, los correctos, los desajustados, todos eran amigos de Èsù.

Con el correr del tiempo, Obì, comenzó a volverse vanidoso y lleno de sí. el orgullo tomo cuenta de el, que paso a evitar a las personas que le eran inferiores; asta a Èsù el evitaba, debido a sus amistades que no le agradaban a Obì.

Deseando celebrar una fiesta, Obì invito a Èsù y le pidió que evitase invitar a sus amistades. Èsù, que había notado el cambio de comportamiento de Obì, invitando a los poderosos y ricos, pero también invito a los vagabundos y miserables de la ciudad. cuando Obì llego en casa y vio aquella gente extraña, se quedo enojado y pregunto:" Quien invito esta gente a mi casa?" Todos respondieron:" fue Èsù".

Obì se enfurecido y expulso a todos, diciendo que no admitía vagabundos en su casa. Èsù llego en el momento en que todos salían, diciendo que Obì era vanidoso e ingrato. En seguida, salio acompañando a sus amigos.

Comprendiendo lo que había hecho, Obì intento reconsiderarlo, diciendo que se había equivocado al tratar de aquella forma a los amigos pobres de Èsù. Pero Èsù, no le hizo caso, y siguió su camino.

Cierto día, Olófin convoco a Èsù a su presencia y le pidió que llevase un recado para Obì, pero Èsù se reuso, al ser inquirido sobre la razón de su reusa miento de ir a la casa de su amigo, le respondió que Obì había cambiado de comportamiento, y que se abia vuelto muy vanidoso y se rehusaba a resivir en su casa a los pobres y a los humildes.
Olófin escucho en silencio el relato de Èsù, y, cuando este termino, le dijo:" Le voy a enseñar una lección a Obì".
Usando un disfraz, Olófin fue asta la casa de Obì.

Tocando la puerta, fue recibido por Obì, que no lo reconoció, y fue a pedir que lo apartaran de allí, que el no daba limosna a nadie.
Olófin al oír aquello, firmo la voz y le dijo:" Mirame bien!!
vea quien soy yo?!!....

Obì, ante la presencia de olófin,trato de corregirse alegando una gran confusión. Olófin entonces le dijo: " Yo lo creia un hombre honesto, íntegro y bueno, sin falso orgullo o vanidad, por eso lo hice blanco por todos lados y con espíritu inmortal. Parece que de vivir tan alto, su cabeza llego a las nubes.
Pero voy a corregir todo eso. Usted, a partir de ahora, vivirá en lo alto,
pero solo que en lo alto de los árboles, pero caerás y rodaras por la tierra,
para que aprendas que por mas elevado que una persona este, también podrá caer por tierra. Usted se vestirá de verde por fuera y blanco por dentro, pero algunas veces seras negro. cuando aprendas a corregir sus errores, yo lo perdonare. Asta entonces, usted deberá servir a todos los òrisà y ayudara a predecir el futuro a todos lo que desearan saber, tanto los ricos como los pobres y necesitados sin distinción social o de color".


....Olodunmare también proclamo que, como un símbolo de la oración, al árbol solamente crecería en lugares donde las personas respetasen a los mas viejos.

En aquella reunión del Consejo Divino, la primera nuez de cola fue partida por el Propio Olodunmare y tenia dos piezas.

El tomo una y dio la otra para Elenini, la mas antigua divinidad presente.

La próxima nuez de cola tenia tres piezas, las cuales representaban las tres divinidades masculinas que dijeron las oraciones que hicieron nacer al árbol de nuez de cola..

LIBRO: Historias de los orisas

No hay comentarios:

Publicar un comentario