lunes, 19 de enero de 2009

IPADE DE EXU

El Ipadé (también llamado popularmente, aunque erroniamente, de Padê) de Exú es un ritual ejecutado antes de cualquier ceremonia interna o publica del Candomblé. Exú es siempre el primero a ser homenajeado.
De mañana con la salida del sol, se consuma el sacrificio; los preparativos culinarios y la ofrenda a las divinidades ocupan lo que resta del día; la ceremonia pública propiamente dicha comenzó al final de la tarde, cuando sol se pone y se prolonga por mucho tiempo, casi hasta la madrugada.
Cualquier ceremonia tiene inicio, obligatoriamente, con el Ipadê de Exú. Se acostumbra decir que esa ceremonia es para despachar Exú, pero eso no es correcto, pues con esta ceremonia solo se coloca a Exú como guardián y mensajero, para avisar a los Orixás de que estaremos precisando de su presencia en el Aiyé (Tierra).
Exú es, en verdad, el Mercúrio africano, el intermediario necesario entre el hombre y lo sobrenatural, el intérprete que conoce al mismo tiempo el lenguaje de los mortales y el de los Orixás. Es èl, el encargado - y el Ipode no tiene otra finalidad - que el de llevar a los Orixás al llamado de sus hijos.
El Ipadé es celebrado por dos de las hijas-de-santo mas antiguas de la casa, la Dagã y la Sidagã, al son de cánticos en lengua Yoruba, cantados con la direccion de la Iyà Têbêxê y con el control del Babalorixá o Yalorixá, delante de una cuartinha con agua y un plato de barro conteniendo el alimento de Exú, y otro recipiente com el alimento favorito de los ancestrales.
Aunque el Ipadé es dirigida antes que nada a Exú, comparte también obligatoriamente una reza a los muertos (Essá) o para los antepasados del Candomblé, algunos de entre ellos son designados por sus títulos sacerdotales.
La cuartinha, el recipiente y el plato serán llevados para afuera del barracón donde se desarrollara las restantes ceremonias.
La fiesta propiamente dicha puede entonces comenzar.

Obs.: No confundir Padê (que significa la comida de Exú) con Ipadé (que significa Encuentro) que es la ceremonia propiamente dicha..

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada